Cuando la costumbre se convierte en ley

Por: Fritz Suárez Silva

Ya siquiera es noticia decir ataque por error para justificar la muerte de civiles en las guerras que protagonizan los Estados Unidos de Norteamérica en cualquier parte de la tierra; por supuesto en Libia no podía dejar de publicarse también.

De tal manera hoy se dice desde allá: La OTAN finalmente se decidió a ofrecer disculpas a los rebeldes libios por dispararles por error.

Se escribe que tal decisión fue al final, porque desde que provocaron esas muertes de civiles se habían negado los invasores a pedir perdón, asistidos por el derecho que les da el poder de silenciar para siempre también, a quien se ocupe de culparlos por tales acostumbradas atrocidades.

Sin embargo, esa noticia recibió muestras más convincentes de la necesidad que llevaba implícita su comentario porque casi junto con ella salió que la Organización de Naciones Unidas pidió a las fuerzas de Gadafi, que no ataque a la población civil.

El término por error empezó a escribirse desde las oficinas de censuras periodísticas del Pentágono en Bagdad cuando comenzaron la invasión para ocupar las armas de destrucción masiva de Saddan Hussein y muchos periodistas ya lo usan como sinónimo de operaciones militares.

No obstante ya se pueden leer otras manipulaciones para desviar la atención de la opinión pública internacional y la que voy a mencionar ahora, es una de las muestras más convincentes de ese empeño.

El Secretario General de la ONU, Ban KI Moon pidió casi ahora mismo al líder libio, que deje de atacar a la población civil, en momentos en que la situación humanitaria se agrava en varias ciudades de ese país invadido por Estados Unidos y la OTAN.

No ha leído el jefe de la organización internacional aquellas noticias que tanto se han publicado por los errores del Pentágono, su INTERNET tiene bloqueados esos textos, pero sí les llegan las acciones de las fuerzas gubernamentales para repeler la agresión.

De tal manera, el secretario general reitera su llamamiento urgente a un cese inmediato del uso indiscriminado de la fuerza contra la población civil, pero de las tropas de Gadafi, no de Washington, ni de la OTAN.

Los jefes de la Alianza Atlántica habían insistido en que no tenían intensiones de disculparse por haber matado a cuatro hombres y herido a otros 14 durante un ataque contra las poblaciones donde se refugian opositores al Coronel libio.

Para hacer coro a ese archiconocido estribillo, la Subsecretaria General de la ONU para asuntos humanitarios, Valerrie Amos, pidió un alto el fuego en Libia para que los trabajadores de ayuda, puedan llevar suministros a las personas que las necesitan; pero eso SÍ, en zonas donde opera el gobierno, no donde masacra la OTAN.

Ban Ki Moon ha solicitado de nuevo a Libia que cumpla con la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad y que reclama el establecimiento inmediato del fin definitivo de la violencia y las acciones contra civiles.

No los ataques por error de los Estados Unidos, ni de la OTAN, porque la costumbre ya se convirtió en ley, hasta en Naciones Unidas… Y Así las Cosas.

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s