Libia: otra lección del imperialismo

Edgar R Meléndez (*)

La actual coyuntura en el norte de África y la indignante intervención
imperialista de días recientes en Libia representan para todo el
movimiento antiimperialista y revolucionario del planeta una dolorosa
pero importante oportunidad de repaso y actualización de lecciones
sobre el este lastre de la humanidad (el imperialismo), su
funcionamiento, sus ambiciones y su forma de agresión mediática,
política y militar contra los pueblos que se le oponen y con mayor
ahínco contra los pueblos asentados en territorios contentivos de
riquezas energéticas, minerales o hídricas.

Es además un importante llamado de atención para aquellos y aquellas
que incluso argumentando posiciones revolucionarias reniegan de la
lucha antiimperialista, como sí el imperialismo no fuese una etapa
objetiva del desarrollo del capitalismo como modo de producción y del
cual Lenin realizó no solo su esbozo sino su caracterización como fase
superior y última del capitalismo; el hecho histórico de que no todas
las revoluciones antiimperialistas hayan logrado avanzar en la
construcción del socialismo no concluye que enfrentarse al
imperialismo, y vencerlo, deje de ser una necesidad para el
socialismo.

Hablando de Libia, y más concretamente de su presidente Muamar El
Gadafi, podríamos decir que este llega al poder luego de derrotar,
hace más de cuatro décadas, a una monarquía pro imperialista, atrasada
y represora y que su revolución verde levantó un programa
antiimperialista el cual recuperó, desde el gobierno, la soberanía
petrolera, nacionalizó la banca y todas las empresas privadas, entre
otros interesantes elementos de avance revolucionario, posiciones que
le valieron incluso unos bombardeos militares imperialistas hace ya
algunos años, sin lugar a dudas que la situación actual con Gadafi
ofrece el más reciente ejemplo, y quizá unos de los más claros, de
aquello que nos advertía el Che Guevara: “al imperialismo ni tantico
así”; porque Gadafi desde hace algunos años viene conciliando con el
imperialismo, especialmente con el europeo, lo cual es una lección
para los procesos progresistas latinoamericanos y para sus líderes
sobre la posible tentación de creer que haciendo negocios con el
imperialismo, que permitiendo la instalación o fortalecimiento de
transnacionales en su territorio, que haciendo “nuevos mejores amigos”
venidos de la oligarquía, que tomándose fotos con “poderosos”
presidentes europeos, el imperialismo perdonará el haberle causado en
el pasado “dolores de cabeza” o dejarán a un lado sus apetencias
económicas y de recursos.

Lo de la ONU en relación a Libia es simplemente la confirmación de lo
que ya sabemos: que esta es una instancia más de dominación imperial
que demuestra, una vez más, su hipocresía al esgrimir una supuesta
preocupación por la población libia frente al conflicto interno; pero
que no dice nada, y mucho menos hace, sobre la permanente agresión
contra la población palestina sometida desde hace décadas a una
operación permanente de liquidación y exterminio por parte del estado
sionista de Israel; esta ONU es la misma instancia que no fue capaz de
decir nada cuando EEUU invadió Irak hace unos 8 años incluso por
encima de sus resoluciones y del “espíritu general” que imperaba en
sus afiliados, “con o sin aprobación de la ONU avanzaremos contra
Irak” dijo George W Bush en aquel entonces, desde la fecha hasta ahora
en Irak se han producido más de un millón y medio de muerte de
civiles, en Afganistán una cifra similar (solo por mencionar los casos
más recientes) y la ONU nunca se ha mostrado “preocupada”, cuestión
que al menos debe levantar curiosidad en toda persona racional en
cuanto a las “razones” de la eficiencia y rapidez de la ONU en el caso
Libia, dónde se promete bombardearla para “salvarla” de los bombardeos
de Gadafi, interesante paradoja.

La posición de China, frente a esta resolución de la ONU, para mí es
muy criticable porque abstenerse en la votación cuando hay capacidad a
veto de una decisión aberrante como esta coloca a este país en una
incómoda posición en el liderazgo de una nueva forma de
relacionamiento internacional y de fortalecimiento de las posiciones
antiimperialistas, sinceramente creo que la historia no los absolverá.

La historia de las agresiones imperialistas contra los pueblos del
mundo es inmensa, especialmente en nuestra América, pero también es
inmensa la historia de la resistencia de los pueblos, historia
abundante de ejemplos heroicos, de organización e incluso de victorias
políticas y militares algunas en “pleno desarrollo” como la
resistencia armada de la digna insurgencia colombiana de las FARC-EP y
de otras organizaciones políticas y sociales de este país hermano, el
acumulado histórico puertorriqueño contra el colonialismo yanqui, la
vigencia del pensamiento marxista en conjunción con el de nuestros
libertadores expresados en los partidos comunistas de todo nuestro
continente y de muchas otras organizaciones políticas de vanguardia,
el luminoso ejemplo de la revolución cubana, el avance de la
conciencia antiimperialista en los pueblos latinoamericanos y la
unidad latinoamericana son apenas algunos ejemplos de que el pueblo
nunca es vencido totalmente y está en resistencia organizando y
trabajando su victoria definitiva contra el flagelo imperialista como
expresión de la última fase del capitalismo.

Presenciamos impotentes una nueva escalada agresora del imperialismo
gringo y europeo contra pueblos que tienen el legítimo derecho a
dirimir sus asuntos internos como sucede en Wisconsin y otros estados
de EEUU, sin que nadie proponga un espacio de exclusión aérea sobre
territorio norteamericano. Ante esta situación los revolucionarios y
revolucionarias debemos dar una contundente respuesta: organización,
lucha, antiimperialismo y socialismo.

(*) Militante del PCV

http://www.aporrea.org/tiburon/a120106.html

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s