LIBIA, INTERVENCIÓN, DIVISIÓN O UNIDAD

Por: Laila Tajeldine

Es innegable que existe un grave problema en Libia, manifestantes han salido a la calle en principio para pedir la liberación de algunos presos en ese país, junto con la salida del Líder Gaddafi y ahora piden la secesión del Oriente del país y otros territorios, pero lo peor es la amenaza latente del imperialismo y sus secuaces a través de la OTAN para retomar nuevamente esos territorios ricos en petróleo y recursos hídricos. Pero hablemos de historia y como llegó la Gran Al Yamahiría a lo que es hoy.

Libia, estuvo conformada por tres provincias (Tripolitania, Cirenaica y Fezzan) todas bajo el control italiano hasta 1939, que pasan a ser colonias de Gran Bretaña (Tripolitania y Cirenaica) y Francia (Fezzan). En 1951 Libia se “independizó” bajo el nombre de “Reino Unido de Libia” que contemplaba esas tres provincias, bajo el mandato del Rey Idris Al-Sanussi, fiel representante de los intereses imperiales y quien firmó con Inglaterra y los Estados Unidos, un tratado mediante el cual cedía por 20 años el uso de la base aérea de Wheelis Fields, cerca de Trípoli.

Province Capital Area km²1
Cirenaica Bengasi 855,370
Fezzan Sebha 551,170
Tripolitania Tripoli 353,000

Pero ante la falsa independencia, en septiembre de 1969, se anunció una Rebelión Militar y se instauró un Consejo Revolucionario que depuso la monarquía y proclamó la República presidida por el Coronel Muammar Gaddafi. Para aquellos tiempos el mundo se sorprendía por la claridad revolucionaria con la que actuaba ese Consejo, procedió a tomar control estatal del petróleo, de la banca y los seguros, y canceló los permisos otorgados para la instalación de las bases militares extranjeras. En Libia se declaró la Gran Al Yamahiría Árabe Libia popular socialista.

Tal acción fue jurada por los Estados Unidos, quien en 1986 bombardeó Libia y causó la muerte de una de las hijas del Líder Libio Muammar Gaddafi, además, impuso un feroz bloqueo contra la población, históricamente beduina. Por lo que la resistencia y el coraje del pueblo libio se mantuvieron ante tanta agresión Imperial.

Hoy Libia es miembro de la OPEP y el cuarto productor de petróleo en África. Además, posee unas reservas evaluadas en 42.000 millones de barriles. Diariamente produce 1,789 millones de barriles de petróleo y dirige el 79% del crudo para la exportación hacia Europa, 10% a China y 5% a Estados Unidos.

El sistema político libio se desarrolla con base a los Comités Revolucionarios, que son organizaciones populares que ejercen la función política, económica y social en ese país, tal como lo establece el Libro Verde.

Este conjunto de políticas, partiendo del control de los recursos energéticos, llevaron al Estado Magrebí a ubicarse entre los países con los más altos indicadores sociales y económicos en África y otros países del Mundo. La esperanza de vida en Libia es de 75 años, cuenta con el más alto ingreso per-cápita y el mayor índice de desarrollo humano en la región africana, aunado a ello la población recibe anualmente una cuota del ingreso petrolero. Las reservas Internacionales libias se ubican en más de 100 mil millones de dólares.

Además, de las riquezas energéticas y monetarias, en Libia se ha desarrollado el “Gran Río Artificial”, una red de tuberías de más de 4.500 kilómetros de tuberías que provee agua subterránea a Libia. Según estimaciones, la suma de todos estos recursos hídricos proporcionaría agua a ese país durante cuatro mil ochocientos (4.800) años.

Desde el 15 de febrero un grupo de manifestantes armados frente a una comisaría de Bengasi reclamaban la liberación del activista Fathi Tarbel. Durante la faena murieron 2 ciudadanos. Frente a tal presión, el gobierno libio liberó a 110 presos políticos, siendo estos los últimos miembros de la organización que permanecían en presión. Pero las protestas continuaron, y pedían la salida del Presidente Libio, alegando la falta de empleo, el hambre y la miseria que padece el país.

Lo que parecía ser bastante confuso para el mundo, ante los datos que ya conocemos comparados con los alegatos de los manifestantes, comenzaba a tener rostro. Los manifestantes continuaban en las calles pero enarbolando una bandera muy distinta a la del color verde que todos conocemos. La bandera que vemos en las manifestaciones era la que perteneció al “Reinado Unido de Libia”, cuando se distribuía en las tres provincias que ya mencionamos. Resulta que los manifestantes piden volver atrás, al periodo de las provincias que se disolvieron en 1963 para pasar a distribuirse en gobernaciones.

Hoy, el oriente del país, Bengasi (antigua capital de Cerenaica) se encuentra dominada por los secesionistas, controlando alrededor de 400.000 Km² y proclamaron a ese territorio como Emirato. Allí se encuentra el 25% del petróleo libio.

Los medios transnacionales han dicho que en Libia existe una masacre, que se bombardea con aviones a la población (sin mostrar imagen alguna). La ONU y la Liga Árabe se apresuraron a condenar la represión por parte del gobierno libio, acción que no hicieron durante los conflictos en Egipto, Túnez, Bahrein y Yemen.

Ahora que sigue. ¿Se dividirá Libia como hace unos días lo hizo Sudán? La OTAN, luego de preparar la matriz de opinión internacional, ¿Intervendrá? ¿La Gran Al Yamahiría se mantendrá integra?.

Cada vez hay más elementos que comprueban que la desestabilización proviene del exterior. El Imperialismo norteamericano y sus grandes aliados en esas ansias de control de los recursos energéticos en el mundo, está causando un caos a la humanidad. A Libia y Sudán parece que les escribieron el mismo libreto, acusar a sus lideres de crímenes de Lesa Humanidad, desestabilizar el territorio rico en petróleo y luego dividirlo.

Los revolucionarios del mundo debemos cerrar filas, la lucha que está enfrentando la Revolución Verde es anti-imperialista, anti-secesionista. No podemos permitirnos hablar el mismo lenguaje que los medios transnacionales desean que hablemos. La lucha en Libia es una lucha anticolonial. No podemos permitir que recolonicen a la Madre África.

Tal vez, la desesperación imperial no los deje esperar el mismo tiempo que en Sudán, y se ejecute lo advertido por el Comandante Fidel Castro Ruz.

lailatajeldine1@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo General, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s